martes, 11 de noviembre de 2014

Vuelo suspendido


Compró los billetes para el martes, así que le quedaba todo un día para disfrutar de la nevada. Paseaba abstraída en sus pensamientos cuando, de improviso, detuvo su marcha. Unos metros más adelante, en medio del camino, alguien había creado un «hombre de nieve» de proporciones inmensas y aspecto caricaturesco; aparentaba tener vida propia. Llevaba una chistera ladeada de manera imposible, como si desafiara la gravedad. La joven rondó en torno a la figura helada hasta quedar cara a cara con ella, y retrocedió presa del susto cuando el muñeco le dijo:
—¿Te gusto, puta?
Sin tiempo a nada, la mujer se halló capturada por las garras ramificadas que el ser poseía por brazos.
La chica dejó caer su cartera y sus pertenencias se desparramaron en la escarcha, destacándose entre ellas los dos pasajes de avión que ya no usaría.

-------------------------------------------------------------------------------------------------
Microrrelato escrito para el sitio megustaescribir, que propuso (con la imagen superior incluida) lo siguiente en uno de sus post:
¡Los martes son sinónimo de #microcuento! Completad: "Compró los billetes para el martes..." #ganasdeescribir.

38 comentarios:

  1. Los microrrelatos siempre me dejan con ganas de seguir leyendo. Pero igual pueden disfrutarse en su brevedad son buenos <3 Muy bueno Raúl, pobre chica el susto que se llevo con el muñeco de nieve endemoniado jaja. Me deja la intriga de saber ¿por que el muñeco de nieve pudo hablar? ¿Era una broma? ¿Era un espíritu o que? :O ... Espero diciembre para leer más de lo que escribes <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo bueno de los microrrelatos, que te dejan con las ganas de más y que abren el juego a la libre interpretación. De ahí que surjan todas las preguntas que te hacés.
      Gracias por pasar y comentar.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Buenísimo. Por lo que he llegado a ver no me extrañaría que el que hizo hablar al muñeco de nieve sea el que aprovechó los boletos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, es muy probable que así sea, Carlos.
      Otro abrazo para vos.

      Eliminar
  3. Este micro sí que es super breve, a pesar de lo cual hay clima y un desenlace inesperado que da para muchas posibilidades.
    Una es la que propuso Carlos, siempre con su fino humor.
    Te tomamos la palabra para diciembre.
    Abrazo, Raúl.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mirella!
      La mayoría de los micros que hago tienen ciento cuarenta palabras. Creo que con esa cantidad se puede crear una historia que parezca completa. Me alegro que le encontraras el clímax.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Qué pasada¡¡ ya te echaba de menos y aunque ahora me tienes leyendo tu libro creo que en relatos breves consigues muchísimo... sigue escribiendo y haciendo volar nuestra imaginación¡¡¡¡ gracias.... esperaré impaciente las novedades¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos interesarte en mis escritos, Francis.
      ¿Qué libro estás leyendo, la novela o la antología?
      Sea cual sea, ojalá lo disfrutes.
      Espero tu crítica, sea buena o mala.
      Saludos.

      Eliminar
    2. La novela y la tengo casi lista¡¡ un abrazo¡¡¡

      Eliminar
  5. Hola! Vuelvo a leerte y recuerdo cuando visitabatu blog, tenías un cuento de un superhéroe que estuvo chistosopero no recuerdo bien xD, este en particular me gustó por la chistera y como el muñeco la asustó, volveré a leer por acá. Saludos!
    Att. Romi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Romi, qué alegría tenerte nuevamente por acá. El cuento que mencionás es «Yo soy así».
      Me alegro que te gustara este nuevo escrito. Espero más comentarios tuyos.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Me alegra recuperar tus letras, Raúl
    Un placer leerte, no necesitas mucho espacio para condensar tus historias
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me alegra que siempre estés acá para leerlas. El placer es mío por tenerte como lectora, Mientras Leo.
      Saludos.

      Eliminar
  7. dios mío quien puede ver algo maligno en un inocente muñeco de nieve pobre... jeje, muy bueno el relato, lo que yo me pregunto es que si vite la foto y se te ocurrió el relato porque el muñeco es tal cual, chao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, nosolo leo, solo estaba la imagen de la chica y la consigna de comenzar en texto con: "Compró los billetes para el martes..."
      Ni bien terminé el micro, busqué una foto de un muñeco de nieve y di con esa que ves ahí, la cual mostraba a la perfección lo que yo describí. Pura casualidad.
      Gracias por pasar.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Siempre es muy bueno leerte, Raúl, y concuerdo con los amigos que manifiestan extrañar tus letras: me pasa exactamente lo mismo.
    Pequeño gran micro que, con sus palabras finales («que ya no usaría») nos deja la puerta abierta para que nuestra imaginación discurra por los caminos que más le gusten.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Juan. No sé por qué, pero cada vez me cuesta más escribir. No encuentro el tiempo suficiente para hacerlo y siento que nunca me quedan bien en cuanto a ortografía, puntuación, etc, y eso me frustra.
      Saludos, y gracias nuevamente.

      Eliminar
    2. Chabón, como siempre, sean en cantidad o pocas, tus letras dejan una huella en nuestras mentes de lector. Muy bueno, de verdad.
      Por otro lado, es complicado encontrar tiempo para escribir y lo entiendo muy bien a eso; algo que debo decirte es que tus escritos tienen una ortografía y puntuación sorprendentes, son textos de verdadera calidad y no creo que haya para frustrarte.
      Saludos, y espero tener tiempo de reencontrarnos en estos sitios como en los viejos tiempos.

      Eliminar
    3. Cristian, cuánto me alegra que hayas dado una vuelta por acá. Agradezco mucho tus palabras, las valoro.
      Y yo también espero ese reencuentro, tus historias hacen falta en la web.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Lo breve, si bueno, dos veces bueno y este es tu caso!!
    Me encanta, me ha dado mucho terror ese muñeco de nieve- diabólico!

    http://sopadeojosterror.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marlén, sos muy amable.
      Es muy bueno que te haya dado temor y que al mismo tiempo te encante.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Hola Raúl,
    Esto de tener "novios de nieve" deja a cualquier chica helada.
    Que mal rollo de microrelato y con ese final de "susto o muerte". brrr... miedo!!
    Muy bien Raúl, como siempre dejas con ganas de más.
    Aún debo seguir aprendiendo de ti.
    Un abrazo bruto escritor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UTLA, ¿Qué vas a tener que aprender, vos? Tus historias son geniales.
      Agradezco que hayas pasado a leer, y a comentar de manera tan ingeniosa.
      Saludos.

      Eliminar
    2. El agradecimiento es completamente mio Raúl. ^^

      Eliminar
  11. Nada mejor que un buen susto para dejar helada a la víctima y así no derretir tanto al muñeco atrapa-vidas durante su macabra empresa. Un buen micro cuento. Saludos, Raúl.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eduardo, muy bienvenido a mi blog.
      Agradezco que leyeras y comentaras el micro. Me pasé por tu blog, pero no admite seguidores. Te agrego a mi la lista de blogs y pronto te retribuyo lectura.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Hola Raúl! Vengo del blog de Francis y después de leer esto, ¡me quedo! Me gusta mucho como has convertido algo tan alegre como la navidad (la nieve me recuerda a la navidad) en un microrrelato de horror. A mí también me gusta escribir, pero todavía no consigo decidirme por un género y me estoy volviendo loca!!
    Iré pasándome por aquí, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Teresa, bienvenida a mi blog. Me alegro de que pasaras, leyeras, te gustara y te quedases.
      No te vuelvas loca, escribí todo lo que te salga de tu cabeza y listo, no hace falta que te encasilles como yo.
      Pasá cuando quieras, acá te espero.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Pues últimamente le estoy tomando (que no cogiendo) gusto a los micros, mira tú. Gracias por venir siempre, Raúl, gracias. No soy desconsiderada, no creas, lo que ocurre es que siempre quiero estar en mil sitios, en mil concursos, y de tanto querer estar en todos lados al final no estoy.Me gusta tu micro, es retorcido, es extraño, es inquietante, es helado, proviene directamente de las tripas de la tierra, allí donde se gestan los males. Me gusta. Intuyo que primero fue la imagen y luego el relato. Y si no ha sido de esa manera esa imagen le viene de perlas. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, se tome o se coja, se le toma el gusto igual.
      Ángela, tranquila, jamás pensaría que sos desconsiderada. Te entiendo. Vos pasá cuando puedas y cuando quieras. Siempre vas a ser bienvenida.
      El micro está baso en la imagen superior y en las líneas: "Compró los billetes para el martes..." Pero sí que le viene de perlas la que le puse abajo.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Pues vaya con el muñeco de nieve, después de leerte va a ser que no voy a acercarme mucho a ellos, aunque los que he visto son de medidas chiquititas.
    Bien contado, el desenlace muy apropiado y sorpresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasear por viejas entradas, Conxita. Yo nunca vi ninguno que no haya sido en una película. Pero ojo, que los muñecos pequeños pueden ser peligrosos.
      Saludos.

      Eliminar
  15. A lo mejor el que aprovechó los billetes fue el propio muñeco jajaja. Bromas aparte, aunque ha sido un micro muy breve, se ha creado una buena ambientación. La nieve, al igual que la lluvia, es un buen elemento para las historias de terror con tintes sobrenaturales. ¡Un saludo compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar, José. Me alegro que que te haya gustado.
      Saludos.

      Eliminar
  16. jajajajajajajajaja, La frase ¿te gusto, puta? me encantó, me imaginé a ese muñeco de nieve(que tiene un puntazo, hay que reconocerlo) diciéndole a la dulce cotilla (nadie le advirtió que la curiosidad mató al gato :P ) esa frase con una voz así como mezcla desprecio y socarronería, porque sabe perfectamente lo que va a pasar.

    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que captaste a la perfección el sentido.
      Gracias por leer tantas entradas.
      Saludos.

      Eliminar