viernes, 21 de marzo de 2014

La hija

El fuerte viento
no detiene su marcha;
es optimista.

En la barcaza,
una niña con fiebre
aguarda a su pa.

El río bravo
agita su agua dulce
y peligrosa.

Próximo a llegar,
ve los amarres, pero…
la barca no está.

El horizonte,
de un cobrizo poniente,
tiñe misterios.

--------------------------------------------------------------------------------------
  Estos haikus los hice para un «especial» de Sábados de Brutos Escritores, que se realizó en El Edén De Los Novelistas Brutos., página de Facebook administrada por Raúl Omar GarcíaPepe Martinez, y Juan Esteban Bassagaisteguy destinada a la divulgación de relatos de aquellos que desean contar historias con el fin de entretener, aprender y pasar un grato momento de lectura y donde todos los sábados se publica un cuento (la mayoría de ellos referentes al género del terror) de los llamados «Fieles Lectores»—ahora devenidos en «Brutos Escritores»— que forman parte de esta humilde plataforma literaria.
La consigna era la siguiente:
Basándonos en la imagen «haiga», redactaremos una historia compuesta por cinco haikus (de cinco, siete y cinco sílabas los primeros, segundos y terceros versos de cada uno de ellos, respectivamente), separados los mismos por un doble espacio. El resultado fue «La hija».

26 comentarios:

  1. Me encantó.... jo, me dejaste melancólica :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kari, me alegro que hayas llegado a la melancolía.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Genial, Raúl, me encantó.
    Con esperanzas primero, con el drama imponente después, las sensaciones se transmiten de manera ideal a nosotros, tus lectores.
    No sé por qué (quizás por el drama, por la naturaleza, por el gran final abierto lleno de suspenso), me hizo acordar a los cuentos de Quiroga.
    Fantástico.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, desde que vi la imagen pensé en Quiroga, si hasta el título lo puse en su nombre. Qué bueno que lo apreciaras, me siento muy satisfecho. Todo lo que mencionás es lo que quise transmitir.
      Saludos.

      Eliminar
  3. ¡Muy bueno, Raúl! Coincido con Juanito, tiene algo del clima de Quiroga, el río, la muerte sobrevolando...
    Los haikus están muy bien, porque los centraste mayormente en la descripción de la naturaleza, que tengo entendido es una de sus características.
    Los tres versos finales te quedaron estupendos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, como le dije a Juan, la atmósfera de los relatos de Quiroga en selvas misioneras es lo que me inspiró. Que más de un lector lo haya notado es un logro para mí.
      Gracias por los halagos.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Pues nada, vais a conseguir que me aficione a los haikus.
    Éste también me ha gustado, angustioso y bello a la vez. Casi he podido ver la escena en mi cabeza.
    Y ahora voy a informarme más sobre los haikus, que ya me ha picado el gusanillo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Metele, Mr. M, que seguro va a salir algo bueno de vos. Pero ojo, hay muchas reglas complicadas a la hora de separar en sílabas.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Sinceramente me gustan mas los relatos largos. Bueno en general me gusta lo más largo, no por nada prefiero las Novelas xD. Pero estuvo bueno :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tus preferencias, Sarah, gracias por pasar.
      Saludos.

      Eliminar
  6. ¡Bien Raúl!
    Nunca pensé en hacer una historia con Haikus; los usé para hacer pequeñas perspectivas. Vos le diste un toque novelesco muy bueno y llevadero, te felicito
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy como vos: ¿yo escribiendo poesía? Pero bueno, acá estamos y hay que nadar en distintas aguas para seguir aprendiendo.
      Gracias por leer y comentar.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Haikus, estás hecho un todoterreno.
    Me gusta la experimentación, las letras vivas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apenas soy un cuatriciclo que anda por zonas sinuosas. La experimentación hace a la experiencia, y de esta última se aprenden cosas.
      Saludos.

      Eliminar
  8. ¡Qué bueno Raúl!, y qué difícil escribir algo así... Decir tanto con tan pocas palabras me parece todo un arte...
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Impactante logro.
    Pleno de realidades ásperas y magistral en el manejo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Pufff! Una genialidad. Es un ambiente complicado que deja mucha enseñanza. Te felicito Raul :)

    P/D: Espero que no te moleste pero puse en mi blog un acceso directo del tuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me molesta para nada, Esteban. Gracias.
      Te recuerdo que ya habías comentado en esta entrada el 21 de marzo de 2014, 20:53, fijate más arriba ;)
      Saludos.

      Eliminar
    2. Es que luego de las correcciones volví a pasar por los blogs donde fueron subidos. Ahora, con la perspectiva de mis errores todo es más lindo :D

      Eliminar
  11. Drama, el río dulce agita la barca, pero el misterio humedo se filtra por las hendijas. Abrazo y excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Ricardo. Otro abrazo para vos.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Leo y optimismo, me vengo arriba, promete y de repente, zas, en toda la boca, giro de 180 grados y ahi está la cruda realidad.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La realidad es así de cruel casi siempre.
      Saludos.

      Eliminar