domingo, 27 de octubre de 2013

La configuración del lamento

Kirsty aferró la caja de Lemarchand con sus manos temblorosas y se recostó en la cama. Cerró los ojos y al instante se halló frente a una casa, donde unas niñas saltaban la soga en el jardín delantero al son de una canción macabra.
—Hola, perra. —La bienvenida le llegó por sorpresa, y se giró con celeridad—. ¿Me extrañaste?
La joven dibujó unas caricias con los pulgares sobre la pulida superficie de «la configuración del lamento*» y, cuando esta empezó a desmontarse, la arrojó a las manos del hombre del guante con navajas, quien se encontró, de pronto, rodeado de ganchos y cadenas; desde lejos oyó las risas de aquella puta atrevida.
Un ser con la cabeza llena de alfileres sentenció:
—Solo quieres ser maligno, letal e inmortal. Suéñalo, jamás ganarás.
—¿Tú quién eres? —preguntó Freddy Krugger.
—Yo… soy… dolor —declamó, Pinhead.
Sonriente, Freddy desafió:
—Ven por la aspirina.
(Antiguo afiche publicitario de la reconocida aspirina)


*La Configuración del Lamento es un tipo de caja oriental ficticia creada por el novelista británico Clive Barker, propia de la serie de películas de la saga Hellraiser y la novela de terror del mismo nombre, escrita por Barker.
     Esta caja tiene forma cúbica, y en la misma hay que resolver un rompecabezas muy complejo. Cuando este se resuelve se produce una entrada espacio-tiempo por la que ingresan a nuestro mundo unos seres llamados cenobitas.
-----------------------------------------------------------------------------------------
Este relato nació de un ejercicio que se realizó en El Edén De Los Novelistas Brutos., página de Facebook administrada por Raúl Omar GarcíaPepe Martinez, y Juan Esteban Bassagaisteguy destinada a la divulgación de relatos de aquellos que desean contar historias con el fin de entretener, aprender y pasar un grato momento de lectura y donde todos los sábados se publica un cuento (la mayoría de ellos referentes al género del terror) de los llamados «Fieles Lectores» —ahora devenidos en «Brutos Escritores»— que forman parte de esta humilde plataforma  literaria.
En esta oportunidad la consigna era: basándonos en la imagen adjunta (la de arriba), elegiremos uno (o más...) personajes de la misma y elaboraremos un microrrelato que no supere las ciento cincuenta palabras (sin cantidad mínima de ellas, y sin más reglas...).
El resultado fue «la configuración del lamento».

16 comentarios:

  1. De seguro una batalla épica :D. Me encantó el micro Raúl. Los cenobitas deberían caer de a montones a fajarlo de Fredy :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, por supuesto, espero que Freddy le de su merecido, ja.
      Gracias por pasar, Esteban.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Muy bueno, Raúl.
    No sé si era tu objetivo, pero me sacó varias sonrisas el final, je. Se viene una lucha de titanes que te las debo, eh, ja.
    Difícil esta vez el desafío de «El Edén....». Sin embargo, superaste la prueba con creces, aplicando en forma ideal todo lo que un buen microcuento debe tener: conciso, directo, y provocando un buen impacto en los lectores con su cierre.
    Me gustó mucho.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Freddy es un tipo con un humor mordaz, y plasmarlo es difícil, así que si te saqué varias sonrisas, cumplí mi objetivo.
      Y sí que fue complicado este desafío. Hice como cinco intentos de otros micros antes de llegar a este, y todos me parecieron una mierda. Me era imposible hacer algo que no se vea «bizarro» y con humor negro, y eso me daba bronca. Pero pude hacer un microrrelato que me gustase.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Le llegó su oportunidad de interpretar al galán a Freddy.
    Se queda uno con ganas de ver avanzar ésta pelea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta yo tengo ganas de que esto siga. Estoy pensando en un relato más largo sobre esto, ojo.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Me pareció muy original la inclusión del afiche de Geniol en el micro.
    La consigna está más que cumplida.
    Abrazo, Raúl.

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo claro, soy fan de Freddy
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacés muy bien en ser fan de él, Mientrasleo ;)
      Saludos.

      Eliminar
  6. Muy bueno Raúl, me encantó, el asunto es, hundirle más los clavos o sacarlos, de todas maneras duele, qué bueno una pelicula con estos dos personajes. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, muy bueno el comentario. Me alegro que te encantara, Ricardo.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Yo estoy un poco en desventaja, porque a Fredy lo conozco, pero al de los clavos no (sorry). ¿Este no es un malote que aparecía si decías cinco veces su nombre? ay, ahora estoy confundida. Me voy a a la wiki, que creo que confundo asesinos. Muy chulo el micro. Mira que tiene mérito ajustarse a cierto número de palabras. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Ángela, el malote que aparece cuando mencionás cinco veces su nombre es Candyman, el negro con el garfio. El de los clavos es Pinhead, de la saga de películas Hellraiser. Ambos personajes son creaciones de Clive Barker, pero mejor andá a la wiki, ja.
      Saludos, y gracias por regresar a mi blog.

      Eliminar
  8. "Ven por la aspirina". Creo que sólo esa frase ha sido suficiente para captar la esencia de Freddy. Ese humor socarrón y chulesco que iba in crescendo con cada nueva entrega de la saga. Buen microrrelato. Eso sí, me hubiese encantado leer más sobre el enfrentamiento entre esos dos.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es justo lo que quise que se interpretase respecto a Freddy.
      ¿Sabés que yo también tengo ganas de saber más sobre ese enfrentamiento? Voy a ver si me pongo en ello.
      Saludos.

      Eliminar