viernes, 19 de octubre de 2012

Tres por noche



Zombaby

El feto, declarado muerto hacía unos minutos, se revolvió en la placenta y devoró a su madre por dentro hasta surgir por el vientre rasgado.



Aria

Le dedicó una serenata a su amada a las tres de la madrugada.
«Te amo», leyó ella en los labios de él cuando se lo llevaban en el patrullero.



Astado

La odio. Un toro no tendría cuernos si la vaca fuera honrada.
Un niño me confundió con ella e intentó ordeñarme. ¡Qué ultraje más denigrante!

-----------------------------------------------------------------------------------------
Este relato nació de un ejercicio que se realizó en El Edén De Los Novelistas Brutos., página de Facebook administrada por Raúl Omar GarcíaPepe MartinezCarmen Gutierrez y Juan Esteban Bassagaisteguy destinada a la divulgación de relatos de aquellos que desean contar historias con el fin de entretener, aprender y pasar un grato momento de lectura y donde todos los sábados se publica un cuento (la mayoría de ellos referentes al género del terror) de los llamados «Fieles Lectores» —ahora devenidos en «Brutos Escritores»— que forman parte de esta humilde plataforma  literaria.
En esta oportunidad había que escribir tres microrrelatos, uno de terror, otro de amor y el tercero cómico, de ciento cuarenta caracteres cada uno, y los resultados fueron «Zombaby, Aria y Astado».

10 comentarios:

  1. Complicado asunto contar una historia con interés en tan pocos caracteres. Un reto que, a mi modesto entender, has conseguido superar por completo, Raúl.
    Unos microrrelatos, sobre todo los dos primeros, que invitan a imaginar detalles sobre ellos, a que la mente del lector desarrolle su argumento y se forje en su imaginación toda una historia. Que hacen que uno desee saber más sobre lo que cuentan, que dejan con ganas de más. Al menos, esto es lo que me sucedió a mí.
    "Zombaby": macabro, cruel, un micro circunscrito a ese terreno en el que tan diestramente te manejas, el terror. En tu caso, el TERROR con mayúsculas.
    "Aria": romántico, pero romántico a tu estilo, claro, como no podía ser menos. Con tu sello de marca, con la firma inconfundible de Don Ógar :D
    En cuanto a "Astado", ya sabes que al principio no lo entendí. O sí, pero no sabía si ese era el sentido de tu relato o una degeneración mía, jajajaja. Con la imagen (perfecta) que has elegido para ilustrarlo, ya veo que no andaba yo muy desencaminado, je, je...
    ¡FELICIDADES!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras expresan a la perfección lo que quise transmitir con cada uno de los microrrelatos, Luis. Es bueno saber que conservo mi estilo en tan pocas palabras.
      Gracias por ser siempre tan certero.
      Saludos.

      Eliminar
  2. No es fácil escribir microcuentos (por lo menos, para mí), y menos si estos son hiperbreves de solo ciento cuarenta caracteres...
    "Zombaby", macabro hasta los tuétanos, bien tuyo.
    "Aria" me encantó: se llevó uno de mis votos, je.
    Con "Astado", confieso, tuve que ir al mataburros a buscar la definición, justamente, del término utilizado como título: y ahí caí, y no pude evitar sonreír.
    Gran trabajo, Raúl, más allá de los diplomas. El esfuerzo se nota.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan.
      Hice lo que pude y te digo que terminé muy conforme. Agradezco que le dieras un voto a «Aria» (nos caracterizamos por escribir horror y nos votamos en lo romántico, ja).
      Lo importante no son los diplomas, sino participar de los ejercicios del Edén que nos ayudan y mucho. Y de paso agrandamos nuestros blogs, je, je.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Hola, el que màs me gustò fue el de zombaby...perfecto :O

    ResponderEliminar
  4. Me han encantado, y me he reído mucho¡¡ jajajajajajajajajjaajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro, que el del bebé TT_TT que ¡horror!

      Eliminar
    2. Ja, te reíste con el del toro, supongo ;)
      El bebé zombi nació hambriento :P

      Eliminar